Auditoría

Publicado en por Magaly Gutierrez

 

Auditoría – Definición

3.jpg

 

Según Juan Ramón Santillana González, en su libro Auditoría (2000: 17), define a la auditoría como: “Auditoría interna es una función independiente de evaluación establecida dentro de una organización, para examinar y evaluar sus actividades como un servicio a la misma organización. Es un control cuyas funciones consisten en examinar y evaluar la adecuación y eficiencia de otros controles”

 

Ramiro Andrade Puga, en su libro Auditoría, (1998: 37), defi ne como: “El examen posterior y sistemático que realiza un profesional auditor, de todas o parte de las operaciones o actividades de una entidad con el propósito de opinar sobre ellas, o de dictaminar cuando se trate de estados financieros”.

 

El ILACIF (Manual Latinoamericano de Auditoría Profesional en el sector Público), la define como: “Es el examen objetivo, sistemático y profesional de las operaciones ejecutadas con la finalidad de evaluarlas, verificarlas y emitir un informe que contenga comentarios, conclusiones y recomendaciones”.Analizando este concepto diremos que:

 

Es un examen objetivo, por cuanto analiza los hechos ocurridos, desechando cualquier practicidad de supuestos.

 

Es un examen sistemático, por cuanto su ejecución obedece a procesos científicamente diseñados y preestablecidos.

 

Es un examen profesional, por cuanto lo realizan profesionales en auditoría o contaduría pública, pudiendo también ser efectuada por profesionales en áreas afines a la auditoría pero bajo la condición de contar con la suficiente experiencia en estas labores.

 

Examina operaciones ejecutadas, es decir que la auditoría examina las operaciones financieras y / o administrativas que han sido ejecutadas por la entidad sujeta a examen.

 

Examina para emitir un informe que contenga comentarios, conclusiones y recomendaciones, esto significa que el producto final de la auditoría será siempre el informe. Si la auditoría incluye el examen de estados financieros el auditor, emitirá un informe corto denominado “Dictamen”.

 

Examen de las operaciones ejecutadas con la finalidad de evaluarlas y verificarlas, evaluar significa comprar entre la condición (lo que es) y el criterio (lo que debe ser). Verificar significa comprobar y determinar si dichas operaciones guardan propiedad, legalidad y veracidad.

 

¿Qué son los servicios de expresión de opinión?

 

Se refieren a la diversa gama de servicios que presentan los Contadores Públicos Certificados. Por lo general estos pueden ser de dos clases o tipos:

 

1. Los que mejoran la confiabilidad de la información, es decir los servicios de auditoría y de expresión de opinión; y,

 

2. Los que presentan la información de manera que faciliten la toma de decisiones, se refieren a los servicios de certificación.

 

La función de certificación

 

Certificar la información significa garantizar su confiabilidad. Los Contadores Públicos certifican muchos tipos de asuntos, entre ellos: pronósticos financieros, control interno, cumplimiento de leyes y regulaciones, demandas públicas. Para observar el proceso ó la función de certificar, en la página 3 del texto básico, la figura 1.1 describe claramente la función de certificar, la misma que se inicia con un asunto que es responsabilidad de un tercero, el mismo que casi siempre es la gerencia de una empresa.

 

Principales avances de la auditoría del siglo xx

 

El autor del texto básico, describe los “objetivos y conceptos que guían a las auditorías actuales eran prácticamente desconocidos a principios del siglo XX; pero se han realizado auditorías de uno u otro tipo desde siempre en la historia del comercio y de las finanzas públicas.

 

La palabra auditor proviene del latín (audire= oir) que significa “el que oye”, definición que era la apropiada para la época, ya que los documentos contables del gobierno eran aprobados únicamente después de una lectura pública de los informes en alta voz.” A pesar de que la Auditoría ha existido siempre, la auditoría, tal y como nosotros la podemos entender data en torno a la revolución industrial. El concepto de auditoría ha evolucionado en tres fases:

 

Primera fase

A principios de la revolución industrial, no hay grandes transacciones, la misión del auditor era buscar si se había cometido fraude en ese negocio, estos negocios eran pequeños.

 

Segunda fase

Las empresas son más grandes, se comienza a separar el capital y la propiedad del negocio, es decir, la Administración. El auditor sin dejar de hacer lo que realizaba en la primera fase, tiene una nueva actividad que es la de verificar, certificar, la información de esos administradores que le pasan a través de la cuenta de resultados, sea veraz.

 

Tercera fase

Aparecen nuevas tecnologías, se desarrollan nuevos procedimientos de auditoría aplicables a sistema de computación y el uso del computador como herramienta de la auditoría, lo que incrementa la demanda de una pronta revelación de la información favorable y desfavorable concerniente a cualquier compañía.

 

Comentar este post